CONTROL DE CALIDAD

Las máquinas, sector fundamental de la ingeniería, al igual que el de la construcción necesita cumplir unos estándares de calidad, donde se comprueba el acabado y las características de los materiales y de los productos. Ya no es aceptable la palabra del fabricante. Es necesario que un organismo externo certifique y asegure las características de los materiales, funcionamiento, procesos, etc. Todos deseamos que los productos que compramos estén certificados por un control de calidad externo e independiente.

La construcción siempre denostada y vapuleada por la falta de calidad y la gran cantidad de “chapuzas”, donde todo valía ya no es así y son necesarios unos estándares de calidad que asegure al usuario final que el producto que consumimos, ya sea un frigorífico o una vivienda tenga calidad que nos asegure que no se va a estropear en un periodo corto de tiempo.  Queremos comprar productos que nos duren y no nos causen trastornos estropeándose cuando más les necesitamos.